El Puli es una raza húngara (y la más antigua de perros pastores húngaros) de origen asiático. Sus ancestros originales probablemente hayan llegado desde la cuenca de los Cárpatos con la inmigración de los antiguos magiares que vivían como nómadas de la cría del ganado.

 

Desde el siglo IX, los pastores nómadas en las Estepas de Hungría han utilizado dos tipos de perros pastores, uno de ellos es el conocido Perro Protector Blanco Grande, (Komondor) que se utiliza para proteger el rebaño durante la noche. El otro era un perro pequeño pastor activo, el Puli y, era este pequeño y enérgico quien realmente agrupaba a las ovejas durante el día.

 

Los pastores no cruzaron los dos tipos de razas y través de los siglos, las características únicas de cada cual quedó firmemente fijada y se ha mantenido de esa manera hasta la actualidad. Para estos pastores antiguos, el tamaño del Puli no era importante, pues quedaron impresionados con la inteligencia del animal y su voluntad de trabajar, por estas razones, el Puli fue muy bien valorado y respetado por estos antiguos nómadas. Se cree que sus responsabilidades como un perro de pastoreo puedan haber contribuido a su sentido de la independencia. La raza original era de varios colores y sólo ha sido a través de años de cría especializada que las variaciones de color fueron eliminados.